Plata coloidal: Características, peligros y aplicaciones

Plata coloidal

En el proceso de desinfección en frutas y verduras, se emplea la plata coloidal, un coloide compuesto que contiene plata, cloro y un recubrimiento de proteínas. Su producción lleva más de 100 años registrada, siendo de fácil acceso.

Muchas compañías comercializan este producto bajo el nombre de “plata coloidal”, pero en realidad se le debe conocer como “plata proteica”, ya que está elaborada a base de polvo del mismo nombre.

Características

En su  forma química original, la plata coloidal tiene forma de gas con un color verde amarillento. Integra, en su composición cloro, lo que le convierte en un halógeno. Debido a que el cloro es un tipo de gas de fácil combinación, se le puede mezclar con casi cualquier elemento químico.

Además, contiene nanopartículas de plata, las cuales no son sostenibles en un único cuerpo, por lo que en el proceso es necesario añadir un aditivo proteico, como lo es la gelatina.

La preparación de la plata coloidal conforma 1 litro de agua disolvente a 10ºC con 3.10 litros de cloro, aumentando la temperatura a 30ºC, hasta obtener 1.77 litros como resultado final.

Aplicaciones de la plata coloidal

Este compuesto químico posee diversas aplicaciones, tales como:

Desinfectante

La plata coloidal es ampliamente utilizada como antiséptico, bactericida y en la producción de antibióticos, siendo este su uso más extendido. En vista de que el elemento incluye las propiedades del cloro, la plata coloidal es utilizada también para fabricar productos de limpieza.

Productos de consumo masivo

Además es utilizada en la producción de solventes, plásticos, insecticidas, pinturas, papel, colorantes y textiles.

En la química orgánica

La plata proteica sirve como sustituto de compuestos químicos orgánicos como el hidrógeno. Es por ello que, puede ser aplicable durante la producción de tetracloruro de carbono, en la base química para cauchos sintéticos, así como en la producción de cloratos. Es un elemento que funciona como agente oxidante.

Aplicaciones de la plata coloidal

Peligros de la plata coloidal

El efecto colateral más común de la plata coloidal en las personas es la argiria, que resulta en la coloración de la piel hacia un tono gris o azulado. Dicha enfermedad afecta directamente a la piel y puede ser generalizada o estar localizada. En los casos más extremos, se desarrolla argirosis, la cual afecta al ojo de forma permanente.

De la gelatina como compuesto

Debido a la integración de moléculas de grenetina, comúnmente conocida como gelatina, se genera una alta contaminación de bacterias, lo que convierte la plata coloidal en un elemento peligroso de manejar por el ser humano.

Del cloro como compuesto

Por otro lado, el gas de cloro es reconocible por su color amarillo verdoso y lo pesado que es en el aire. Para el humano, este elemento químico resulta altamente venenoso e irritante para las membranas mucosas, hasta el punto de quemar la piel.

No resulta letal la exposición al gas de cloro de forma regular, y el efecto colateral más común es la acumulación de líquidos en los pulmones, una condición que requiere de atención clínica inmediata.

Algunas consideraciones de la plata proteica

A pesar de sus características peligrosas, la plata coloidal es eficaz para combatir enfermedades infecciosas, y si es suministrada en una dosis adecuada como un tratamiento antibiótico, acaba rápidamente con los gérmenes sin producir efectos secundarios en el organismo.

Investigaciones apuntan que desde mediados del siglo XX, la plata coloidal era aplicada por médicos para combatir hongos y bacterias. Con los avances de la tecnología, este producto químico sigue siendo beneficioso para la salud, a veces integrando a la formulación de ungüentos recetados para quemaduras y heridas profundas.

Además, la plata coloidal posee propiedades de regeneración de tejidos, permitiendo cicatrizar rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.