7 cosas que quizás no sabías sobre la cigüeña blanca

Cigüeña blanca

La cigüeña blanca, conocida científicamente como Ciconia ciconia, es un ave muy conocida a nivel mundial. Tiene rasgos característicos como sus patas y cuello alargados, pico grande y grueso, plumaje blanco y negro y alas de gran envergadura, que facilitan su reconocimiento a simple vista. Al ser aves migratorias, estas recorren gran parte del mundo. Sus rutas migratorias incluyen Europa, África y parte de Asia.

Han podido adaptarse hasta la vida en las ciudades, anidando en los techos de casas y campanarios de las iglesias. Esto, en parte, se debe a que en muchos países están protegidas y hay leyes que prohíben destruir sus nidos incluso cuando se encuentra migrando al otro lado del mundo.

Cosas que quizá no sabías de la cigüeña blanca

Aunque se trata de una especie de aves muy conocida, la naturaleza jamás dejará de sorprendernos.

Quizás te interese leer también sobre el vencejo común.

Son consideradas sagradas en muchos lugares

Las cigüeñas blancas pertenecen al folklore, mitología y leyendas de las poblaciones de numerosos países, principalmente africanos y asiáticos. Siendo muy respetadas y queridas por la gente de esas regiones, hasta tal punto que existen leyes que prohíben el maltrato hacia ellas.

Curiosidades de la cigüeña blanca

En el antiguo Egipto se le asociaba al alma, en hebreo su nombre significa misericordia y en Grecia y Roma se le asociaba al modelo ideal de paternidad. Sin embargo, la cigüeña es más popular en la cultura popular del mundo como la encargada de entregar a los bebés, siendo una leyenda que nació en Europa, aunque está sustentada en la seguridad que le brindaba a los padres al evitarles tener que hablar sobre sexo a sus hijos.

Tienen custodia compartida sobre sus huevos

Ambos padres son partícipes del proceso de incubación, tienen turnos, de modo que pueden ir a alimentarse mientras el otro cumple las labores en el nido, así los huevos se mantienen calientes todo el tiempo hasta el momento de la eclosión.

Los ejemplares son iguales físicamente, independientemente del sexo

La mayoría de las especies de aves tienen dimorfismo sexual, esto quiere decir que el macho y la hembra tienen características que los diferencia entre sí. En las cigüeñas blancas esto no ocurre, la hembra y el macho son iguales en tamaño, peso y color.

Sus nidos pueden llegar a pesar una tonelada

Aunque son aves migratorias, todos los años regresan al mismo nido. Gracias a su deseo de tener la mejor posición, van colocando más y más ramas para hacerlos de mayor tamaño, alcanzando los 2 metros de altura y hasta 400 kg de peso. Aunque se han visto casos donde los nidos más antiguos pueden superar los 1000 kg.

Nacen con dientes

Al igual que los reptiles y demás aves, las cigüeñas nacen con un diente en la punta del pico. Este diente recibe el nombre de “diente de huevo”, y cumple con la función de facilitarle a la cría la salida del cascarón.

Tardan 70 días en volverse adultas

El proceso de crecimiento de las cigüeñas, desde el nacimiento hasta la adultez, dura aproximadamente 70 días. Se divide en tres partes: el primer mes los pollos ya pueden batir sus alas y comienzan a ejercitarlas, el segundo mes con la ayuda de sus padres comienzan a practicar su vuelo, al comenzar el tercer mes ya casi están listas para ser independientes.

Son carnívoras

Las cigüeñas basan su dieta principalmente en insectos de gran tamaño como saltamontes o escarabajos. Sin embargo, no se limitan solo a estos, pues se ha podido constatar que incluyen en su dieta otros animales como ranas, peces, roedores, lagartijas, serpientes y hasta crías de otras aves más pequeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.