Cuadro comparativo: qué es, tipos, cómo crearlo y ejemplos

Cuadro comparativo: qué es, tipos, cómo crearlo y ejemplos

Un cuadro comparativo es una herramienta visual que ayuda a clasificar la información entre dos o más temas, dejando a la vista todas las características de cada uno y facilitando la comparación entre las semejanzas, diferencias, ventajas y desventajas de lo que estamos analizando.

El cuadro comparativo nos ayuda a comprender conceptos, fenómenos, problemas, entre otros, a analizarlos y a fijar la información en el cerebro, de manera de tener claras las definiciones y las características de cada uno de los temas que vayamos a estudiar.

La investigación de cualquier tipo, y especialmente la científica, se ha valido de los cuadros comparativos para el desarrollo de los proyectos, pues se diseñan y contienen información desde las fuentes a consultar, con sus pros y sus contras, hasta el cronograma de actividades, incluyendo los costos, tanto monetarios como en tiempo a invertirse.

Así mismo, han servido para resumir los resultados de la investigación y para la validación de los modelos que se propongan en el proyecto.

Origen del cuadro comparativo

Según la literatura, las tablas comparativas tienen su origen a comienzos del Siglo XIX, las cuales surgieron a partir de los mapas temáticos; así mismo, algunos autores hablan de Jean Jaques Rousseau, (polímata suizo quien fue escritor, filósofo, botánico, músico y naturalista, y que también dejó grandes legados a la pedagogía) como el inventor del cuadro comparativo.

El primer ejemplo de utilización de un cuadro comparativo data de 1785, cuando se hizo un mapa que cotejaba y contrastaba las dimensiones de los países que existían en Europa en esa época, lo que motivó a utilizarlos tanto al explorador, y también polímata, Alejandro de Humboldt, como a Charles Dupin, matemático y científico reconocido por sus aportes a la geometría.

Ya hacia el año 1810 se habían utilizado las tablas comparativas de manera más formal, con información acerca de las alturas de las montañas más altas y conocidas del mundo; de esta manera comienza a hacerse conocido el cuadro comparativo, sirviendo para cotejar la longitud de los ríos, las distancias entre ciudades, la longitud de los monumentos, el volumen de los planetas, la extensión de los países, el tamaño de los animales, las tasas de crecimiento, etc.

Adicionalmente, el cuadro comparativo es útil en la toma de decisiones, pues se pueden comparar las alternativas para que puedan ser evaluadas más fácilmente.

Cuadro comparativo: qué es, tipos, cómo crearlo y ejemplos

Tipos de cuadros comparativos

Existen tantos tipos de cuadros comparativos como información haya para ser analizada; las comparaciones pueden ayudar a cotejar las características, componentes, rasgos y peculiaridades de un tema, un elemento, un problema o un fenómeno.

Todo cuadro comparativo tiene utilidad actualmente en cualquier área del conocimiento y es usado por estudiantes de cualquier nivel de formación, por los universitarios, profesores, ingenieros, matemáticos, estadistas y estadísticos, economistas, y, en general, profesionales de todas las ramas del saber.

Los cuadros de comparación más utilizados son:

  • Los que presentan la información en forma de tabla.
  • Aquellos que ofrecen modelos de tablas balanceadas donde se observan claramente los objetivos, metas, medidas, acciones, iniciativas y observaciones que se interrelacionan.
  • Los de comparación cuantitativa, que tienen columnas de datos que se organizan de acuerdo a los valores de cada variable que son objeto de estudio, junto a otros datos.
  • Diagramas de comparación de escalas, que evidencian la relación y conexión entre los elementos de un sistema.

¿Cómo crear un cuadro comparativo?

Los cuadros y las columnas son la forma que sirve como base para la creación de un cuadro comparativo, previa selección del tema y de los elementos que serán las variables para identificar, caracterizar y comparar. Cada tema debe ser subdividido, incorporando los detalles de los elementos a considerar, tomando en cuenta las ideas principales y los conceptos que nos servirán para hacer las comparaciones. Todos los conceptos deben ser claros y precisos de manera de entenderlos para poder compararlos.

Posteriormente, se seleccionan los parámetros que se contrastarán de cada subtema, y luego haremos la evaluación de cada característica (positivas, negativas y neutrales) de cada elemento. Se debe considerar que las tablas no pueden tener gran cantidad de información, sino la precisa y concisa, sucinta y lo más resumida posible para poder analizarla toda en conjunto e identificar los elementos que la diferencian y la asemejan entre un tema y otro.

Siempre estarán unas categorías con más información que otras, por lo que en el avance de las comparaciones esta información nos servirá para entender y evaluar los temas, e ir ponderando.

Un cuadro comparativo tiene la ventaja de que se le pueden incorporar las categorías que consideremos, y ordenarlas de acuerdo con nuestros intereses, lo cual facilitará la interpretación y la evaluación final; además, cualquier persona podrá leerlo y entenderlo.

Ejemplos de un cuadro comparativo

Un cuadro comparativo puede darnos datos sobre cualquier tema, desde los más triviales hasta los más complicados, al tiempo que nos ayuda a memorizar, captar, interpretar y tener más seguridad sobre la información que estamos trabajando.

Algunos ejemplos de cuadro comparativo puede ser el que nos ayude a decidir entre dos o más propuestas de trabajo; estableciendo filas con las empresas que demandan nuestros servicios, y en las columnas incluir las variables como: remuneración, distancia de la casa, tiempo que tomaría llegar al sitio, precio del transporte, beneficios globales (comisiones, horas extra, alimentación), cantidad de trabajo, comodidad, entre otros.

En una última columna ubicaremos la ponderación que le asignemos a cada categoría, de manera de totalizar la puntuación de cada oferta, lo que facilitará la decisión.

Otro ejemplo de cuadro comparativo sencillo es el que podemos utilizar para resolver un dilema como la compra de una vivienda.

En las filas podemos poner las características de cada una, por ejemplo si es una casa o un piso, y en las columnas consideramos parámetros como tamaño, distribución de los espacios, cantidad de ambientes, ubicación, iluminación, sistema de transporte cercano, si tiene estacionamiento, servicios en el vecindario, cercanía al trabajo, a la universidad o al colegio de los niños, costo de los servicios, entre otros.

En estos cuadros también es ideal incorporar una columna donde se le asigne una puntuación a cada ítem, de manera de facilitar la elección final.

One Reply to “Cuadro comparativo: qué es, tipos, cómo crearlo y ejemplos”

  1. Como hago para hacer un cuadro comparativo en el cual indique los elementos que forman un proyecto con las características de cada uno de ellos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.