Células madre: qué son y cuáles son sus implicaciones éticas

Células madre

Una célula madre es una célula que puede crear copias de sí misma indefinidamente. Asimismo, es capaz de formar células especializadas de órganos o tejidos. No existe ningún otro tipo de célula en el cuerpo que tenga la capacidad natural de producir nuevos tipos de células. Por ello, funcionan como un sistema reparador del cuerpo.

Y es que a partir de estas células, se producen todas las demás células con funciones especializadas del cuerpo. Por esa razón, se dice que las células madre son la materia prima del cuerpo. En las condiciones apropiadas, ya sea en el cuerpo o en un laboratorio, las células madre se fraccionan para crear más células llamadas células hijas.

Las células hijas son capaces de convertirse:

  • Por autorrenovación, en nuevas células madre.
  • Por diferenciación, en células especializadas con una función particular como células cerebrales, células sanguíneas, células óseas o células del músculo cardíaco.

Las células madre pueden ser almacenadas y utilizadas posteriormente para producir, por ejemplo, células especializadas cuando sean necesarias.

Tipos de células madre

De acuerdo a su potencialidad, se pueden distinguir cuatro tipos de células madre:

Células madre embrionarias

Las células madre embrionarias son capaces de crear un organismo completo y se forman en las primeras divisiones del embrión o cigoto. Provienen de óvulos sobrantes de la fecundación in vitro o de fetos abortados.

Tipos de células madre

Al crearse en la fase de segmentación son totipotentes, es decir, que son capaces de regir el desarrollo completo del organismo. En otras palabras, pueden crecer y crear un organismo completo, por lo que son muy útiles para las áreas médicas y de investigación.

Células madre adultas

Son de dos tipos:

  • Multipotentes: que son las capaces de producir células embrionarias de su misma especie, es decir, formar células de su propia clase.
  • Unipotentes: que son las capaces de formar únicamente su misma clase de células, en otras palabras, pueden producir sólo un tipo determinado de células.

Definitivamente, las células adultas no son tan versátiles como las células embrionarias, ya que son específicas a un tipo de célula.

Células madre adultas modificadas

Las células madre adultas modificadas o pluripotentes inducidas son el resultado de la reprogramación genética de las células adultas normales. Al modificar genéticamente las células adultas normales, los investigadores han podido reprogramar las células para que actúen de forma parecida a las células embrionarias.

Aparecen entre el cuarto y quinto día tras la fecundación. Son capaces de producir cualquier tipo de células, aunque no tienen la capacidad de crear un organismo completo. En circunstancias controladas, estas células pluripotentes pueden seguir reproduciéndose sin alterar su potencialidad o convertirse en otro tipo de células.

Células madre perinatales

Las células madre perinatales son capaces de convertirse en células especializadas pero se requieren más estudios para conocer todo su potencial. También, son conocidas como células madre del líquido amniótico, porque se encuentran ahí y en la sangre del cordón umbilical.

Implicaciones éticas

Las implicaciones éticas en las que están envueltas las células madre hacen referencia específicamente a las células embrionarias porque provienen de un embrión humano. Básicamente, debido a que los métodos actuales para la obtención de estas células implican la destrucción de embriones humanos.

Esto ha traído como consecuencia que se cuestionen las aplicaciones potenciales de las células madre, pues para muchas religiones y sistemas éticos la vida humana comienza en la fecundación. Sus argumentos en contra de la investigación con estas células se basan en que un óvulo fertilizado es un ser humano con derechos que deben protegerse.

Los que apoyan la investigación con células madre argumentan que los óvulos fertilizados son donados con el consentimiento de la pareja y que de todas formas serían descartados.

Por otro lado, algunos críticos apoyan la investigación, pero solo si se toman estrictas medidas legales que impidan la experimentación genética con humanos, como la clonación. Estos mismos críticos, para estar a favor del uso de las células madre, exigen que los embriones humanos se obtengan a través de fuentes apropiadas.

Todas estas implicaciones éticas están afectando al progreso de las investigaciones biomédicas a nivel mundial, y también al avance en la cura de enfermedades crónicas y oncológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.