La clonación terapéutica y sus aplicaciones

Clonación terapéutica

La clonación consiste en hacer una copia genética de un ser vivo de manera asexual, utilizando solo la información genética de un individuo original. Esto se hace aislando el ADN y multiplicándolo, sin ningún tipo de manipulación o alteración.

Desde que nació la oveja Dolly, el primer animal mamífero clonado en 1996 en Edimburgo, el mundo ha debatido los beneficios de esta herramienta. Un gran número de animales y plantas han sido clonados desde ese entonces.

Pero cuando la conversación envuelve a las personas, cuando se considera la clonación humana, el mundo ha estado dividido entre si es correcto o no, si es ético o no. Sin embargo, hay un tipo de clonación que sí ha sido utilizada para el beneficio de los seres humanos.

¿Qué es la clonación terapéutica?

En la actualidad, la clonación terapéutica es el único de los tres tipos de clonación (clonación terapéutica, clonación genética y clonación reproductiva) que es aceptado en el mundo para ser aplicado en las personas.

La clonación terapéutica es una técnica médica de laboratorio que permite obtener una célula madre embrionaria, tomando como base una célula carente de núcleo, que puede ser convertida en cualquier tipo de célula que una persona necesite tras un proceso de transferencia de núcleo.

En qué consiste

La clonación terapéutica consiste en un proceso que se divide en tres etapas diferentes: enucleación, transferencia de núcleo y activación del ovocito.

El proceso comienza con la enucleación, que no es más que la extracción del núcleo de una célula somática y de un ovocito, para que esta pueda ser utilizada como célula receptora en la siguiente etapa. La transferencia de núcleo es el paso siguiente, que se hace transfiriendo el núcleo de una célula somática al ovocito sin núcleo.

Regeneración de tejidos dañados

Y la última etapa es la activación del ovocito con su nuevo núcleo somático, dando inicio al proceso de generación del embrión precoz (o blastocito), que en este caso, no es más que el ovocito produciendo células madre embrionarias. Estas células madre embrionarias están en la total capacidad de generar células pluripotentes, pudiendo generar y convertirse en cualquier tipo celular del cuerpo humano.

Aplicaciones de la clonación terapéutica

De todos los avances médicos tecnológicos, la clonación terapéutica es uno de los más valiosos, pudiendo convertir las células madre pluripotentes en linfocitos, osteoblastos, epiteliocitos, neuronas, eritrocitos y adipocitos.

Entre las aplicaciones que se le pueden dar a las células madre pluripotentes, están las siguientes:

Regeneración de tejidos dañados

Sin importar la razón, ya sea un accidente o una enfermedad genética, hay personas que van perdiendo tejidos en sus cuerpos. Las células madre pluripotentes pueden aplicarse para que regeneren estos tejidos dañados. De hecho, esta es su principal aplicación.

Regeneración de órganos

Siguiendo el mismo camino del punto anterior, las células madre pluripotentes pueden ser destinadas a la regeneración completa de órganos enteros, lo que no solo ayuda a las personas que han sufrido daños en sus órganos, sino también a aquellas que están a la espera de donantes de órganos.

El futuro de esta técnica

Los científicos aseguran que la aplicación de la clonación terapéutica es la respuesta para varias de las enfermedades sin cura en la actualidad, como lo son el Alzheimer, la diabetes o el Parkinson, así como de otras enfermedades hereditarias.

Claro que, para que esto pase, primero se deben hacer una serie de extensos estudios, asegurándose de que el proceso sea exitoso y seguro para las personas, pero es una de las grandes esperanzas para estas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.