Ley de los signos en matemática para suma, resta, multiplicación y división

Ley de los signos en matemática para suma, resta, multiplicación y división

En las operaciones básicas de la matemática, como sumar, restar, multiplicar y dividir, considerar la ley de los signos es fundamental. Para cada una de estas operaciones básicas hay diferentes leyes de signos, que dependen de lo que se desee realizar: sumar, restar, multiplicar o dividir.

Las leyes de los signos son normas que establecen como los signos, positivo o negativo, afectan los números en cada operación matemática.

Un signo negativo antecediendo a un número lo define como negativo, mientras que un signo positivo lo define como un número positivo. La utilización apropiada de esta ley, garantiza la obtención de un resultado correcto, en cualquier operación matemática.

Ley de los signos

La ley de los signos permite establecer para cada operación básica de las matemáticas, si el resultado obtenido será positivo o negativo. Son procedimientos que deben seguirse al pie de la letra, para que los resultados de las operaciones sean correctos.

Para entender cómo funcionan las leyes de los signos, se clasifican de acuerdo con la operación matemática que se desea realizar. Básicamente, porque para cada operación, las leyes de los signos son distintas y específicas, permitiendo obtener números positivos o negativos, según corresponda.

Clasificación de la Ley de los signos

Para un mejor entendimiento, a continuación se presentan las leyes de los signos que existen:

  • Ley de los signos para sumar.
  • Ley de los signos para restar.
  • Ley de los signos para multiplicar.
  • Ley de los signos para dividir.

Hay que ser meticuloso al momento de aplicarlas, ya que cada ley contiene sus propias reglas, dependiendo de la operación a la que se refiere.

Ley de los signos en matemática para suma, resta, multiplicación y división

Leyes para sumar

Señala que de acuerdo con los números involucrados en la operación tenemos:

  • Si los números son positivos, se suman y el resultado es un número positivo.
  • Si los números son negativos, se suman y el resultado es un número negativo.
  • Si los números tienen signos diferentes, se restan y se coloca el signo del número que tenga más valor.

Es importante resaltar que, en este último caso, aunque es parte de la ley de los signos para sumar, lo que se hace con los números es una operación de resta.

Leyes para restar

Indica que de acuerdo con los números involucrados en la operación tenemos:

  • Si los números son positivos, se restan y al resultado se le coloca el signo del número de mayor valor.
  • Si los números tienen signos diferentes, se restan y se coloca el signo que tenga el número de más valor.
  • Si los números son negativos, se suman y el resultado es un número negativo.

Es importante resaltar que, en este último caso, aunque es parte de la ley de los signos para restar, lo que se hace con los números es una operación de suma.

Igualmente, hay que destacar que las leyes de la suma y de la resta comparten dos reglas. Estas reglas compartidas son las que suman o restan números negativos o números con signos diferentes. Por esta razón, el caso de la resta se puede reducir al caso de la suma, si se transforma la resta en una suma, sumándole al minuendo el opuesto del sustraendo. Luego de haber realizado este cálculo, la resta queda convertida en una suma y se le puede aplicar la ley de los signos para sumar.

Leyes para multiplicar

Señala que de acuerdo con los números involucrados en la operación tenemos:

  • Si los números son positivos, se multiplican y el resultado es un número positivo.
  • Si los números son negativos, se multiplican y el resultado es un número positivo.
  • Si los números tienen signos distintos, es decir, un número es positivo y el otro es negativo, se multiplican y el resultado siempre es un número negativo.

En resumen, si ambos números son positivos o son negativos, el resultado siempre es positivo, a diferencia de cuando los números tienen signos opuestos. Pues, para números con signos opuestos, el resultado siempre será negativo, sin importar cuál de los números tenga mayor valor.

Leyes para dividir

Indica que de acuerdo con los números involucrados en la operación tenemos:

  • Si los números son positivos, se dividen y el resultado es un número positivo.
  • Si los números son negativos, se dividen y el resultado es un número positivo.
  • Si los números tienen signos diferentes, es decir, se dividen y el resultado siempre es un número negativo.

Es importante resaltar que, aunque son operaciones matemáticas diferentes, la ley de los signos de la multiplicación y la ley de los signos de la división son muy similares.

Importancia de estas leyes

Conocer las normas que establecen cómo se comportan las operaciones matemáticas que realizamos es fundamental para  nuestro desempeño diario. Pues, ya sea que tengamos que contar objetos, hacer balances de cuentas, manejar dinero o calcular distancias o medidas, se requiere dominio de las operaciones básicas de la matemática.

En conclusión, en un sinfín de cosas cotidianas necesitamos usar las matemáticas, lo que ocasiona que la importancia de la ley de los signos resalte en varios campos. Porque estas operaciones de suma, resta, multiplicación y división son requeridas en las labores que enfrentamos cada día, ya sean personales o profesionales.

Entonces, saber cómo funciona esta leyes imprescindible para el ser humano, dado que sus reglas son de una gran utilidad en nuestras actividades diarias. En consecuencia, conocer las matemáticas y aprender sus leyes es una forma de desarrollar habilidades para resolver problemas importantes en la vida.

En el caso de esta ley hay que destacar, adicionalmente, que es muy sencilla de aprender y de aplicar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.