CBD: ¿Cuáles son las mejores maneras de consumirlo?

CBD

El Cannabidiol (CBD) es un producto derivado del cannabis que en la actualidad goza de una popularidad impresionante debido a la cantidad enorme de propiedades terapéuticas a las cuales se encuentra asociado. ¿Cuáles son los beneficios que ofrece y las diferentes maneras de consumirlo? Te contamos todo lo que debes saber en las siguientes líneas.

Se trata de un compuesto que ha pasado a ser conocido en todo el planeta y, gracias a la innovación, los consumidores tienen la posibilidad de obtener cbd en diferentes formatos para una dosificación más exacta, eficiente y, sobre todo, cómoda. Tal es el caso del aceite de CBD, el cual se comercializa en diferentes formatos o presentaciones con diversos objetivos.

¿Cuáles son las mejores maneras de consumir CBD?

En el mercado existen diferentes productos basados en aceite cbd y cada uno de ellos se asocia a un conjunto de ventajas y beneficios, algunos de ellos subjetivos. Para evaluar que método de consumo es el más adecuado a tu caso, te conviene revisar la lista de formatos disponibles para el CBD.

Formatos existentes para consumir CBD

Los productos derivados del cannabidiol se pueden dividir en cinco grupos principales:

  • Flores de CBD. Referente a las flores o cogollos cultivados a partir del cáñamo industrial, con una concentración baja de THC y alta en CBD.
  • Aceite de CBD. Extraído de hojas, tallos, cogollos y flores de cáñamo industrial.
  • Suplementos de CBD. En forma de cápsulas, pastillas, gel y tinturas.
  • Cremas de CBD. Pomada, bálsamos, lociones y cosméticos de uso tópico.
  • Alimentos con CBD. Comestibles y bebidas que son elaboradas utilizando aceite de cannabis entre sus ingredientes.

De toda esta variedad de presentaciones, es posible definir cuatro formas básicas de consumir CBD:

  1. Oral. Es la forma más sencilla y eficiente de consumirlo, utilizando aceite de CBD en diferentes grados o concentraciones. Las gotas del compuesto se tragan, tanto solas como en compañía de alimentos y bebidas, ofreciendo sus efectos al cabo de algunos minutos. Para esto se han creado productos como gominolas y cápsulas que matizan su sabor.
  2. Sublingual. La dosificación de gotas de forma sublingual (debajo de la lengua) es otra manera eficiente de aprovechar sus propiedades terapéuticas con una velocidad impresionante, ya que la mucosa oral tiene la capacidad de trasladar el componente rápidamente al torrente sanguíneo.
  3. Tópico. Con el uso tópico del CBD no se consigue que el compuesto ingrese al torrente sanguíneo y, en su lugar, se concentra en interactuar con los receptores de la piel, ayudándola como antioxidante, pero también con fines médicos, siendo utilizadas para el alivio de dolores musculares, inflamaciones, etc.
  4. Inhalación. El CBD es apto para inhalarse, lo cual se puede hacer a partir de cigarrillos de flores de CBD o líquidos especialmente diseñados para su uso en vapers, los cuales tienen una concentración superior de cannabidiol que los aceites para ingesta oral. En este caso, el cannabidiol se calienta a baja temperatura para conseguir liberar los cannabinoides.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.